RINOFIMA

 

Rinofima

El rinofima o rosácea fimatosa (engrosamiento de la nariz) se considera un subtipo de rosácea. Los síntomas incluyen engrosamiento de la piel, nódulos de superficie irregular y aumento de tamaño. La rosácea fimatosa puede también afectar la barbilla (gnatofima), frente (metofima), mejillas, párpados (bléfarofima), y orejas (otofima). Pequeños vasos sanguíneos superficiales visibles (telangiectasias) pueden presentarse. El rinofima generalmente es consecuencia de una cuperosis que ha dejado como secuelas pequeños nódulos (tumores) a nivel de la nariz. El consumo de alcohol no es responsable del rinofima pero puede acelerar su progresión. El rinofima puede afectar también al mentón y a la frente. Se estima que  la rosácea afecta a más de 45 millones de personas en todo el mundo. Afecta a personas de piel blanca, generalmente a personas de ascendencia europea noroccidental. En Gran Bretaña e Irlanda se la apoda «la maldición de los celtas». La rosácea afecta a ambos sexos, pero es casi tres veces más común en las mujeres (se presenta mucho durante la menopausia), y tiene una edad de desarrollo entre los 20 y 60 años.
El-Azhary, clasificó el rinofima según su compromiso en:

-Leve: Telangectasia e hiperplasia de la piel

-Moderado: hipertrofia y nodulos pequeños

-Severo: Nodulos masivos

 


Dra. Alba Catalá
Dra. Alba Catalá

 

“El rinofima se puede trata eficientemente con láser CO2 “


Medidas a tomar ante la rosácea fimatosa o rinofima

La rosácea es una enfermedad que todavía no tiene cura, pero en algunos casos puede controlarse. Ya que la rosácea puede durar bastante, mejorar levemente y después volver a empeorar si no es tratada con tiempo y como es debido, el objetivo es controlar sus síntomas y hacer que la piel se vea lo mejor posible.

Para ello existen varios tratamientos, los cuales controlan la salida de granos y feos abultamientos causados por la rosácea. Lo más difícil de tratar es el enrojecimiento de la piel, pues los medicamentos correspondientes incluyen antibióticos (en pastillas o aplicados en crema) que pueden tardar hasta dos meses en hacer efecto. La piel de cada persona es distinta, por lo que se recomienda paciencia y constancia en el largo tratamiento.

De manera más radical, se pueden utilizar otros medios como la cirugía. Los granos que surgen en la cara debido a la rosácea pueden eliminarse usando una aguja eléctrica delgada o con cirugía con láser.

Medidas generales
  • Evitar el sol y usar bloqueador solar diario con SPF de 30 o más, de amplio espectro, contra el conjunto de la radiación solar (UVB-UVA)
  • Evitar calor y esfuerzo prolongado, ambientes con temperaturas cálidas o extremas.
  • Evitar el agua caliente o los baños de vapor y alimentos o bebidas muy calientes.
  • Dieta libre de aliños, alcohol y cafeína.
  • Consumir con moderación chocolates, nueces, almendras y quesos maduros.
  • Evitar exfoliantes, frotes y masajes de la piel, los paños para lavarse la cara, los peelings, limpiezas faciales con vapor. El uso de esponjas, cepillos, u otras herramientas abrasivas. Si lo hace, puede irritarse la piel.
  • Evitar situaciones de estrés; combátelo con técnicas de respiración profunda, relajación o visualización.
  • Evitar cosméticos que contengan alcohol, irritantes, aceite, fragancia o excesivos conservantes y resecantes. Asegurarse de que cualquier producto que se utilice en el rostro se anuncie como seguro para pieles sensibles.
  • Nunca utilices cremas con corticoides, se puede notar una mejoría inicial de las rojeces, pero al suspenderlos habrá un agravamiento. Vemos muchos casos de rosácea esteroidea tras la aplicación prolongada de corticoides. Un producto que se ha visto que alivia y mejora la rosácea en el largo plazo es el agua de rosa natural, sin alcohol[cita requerida] y el Metronidazol.
  • Es importante que el paciente anote los factores que le desencadenan enrojecimiento (alimentos, actividades, medicamentos, etc.).

 

 


TRATAMIENTO

Se han propuesto diversas formas de tratamiento que incluyen en sus fases iniciales aplicación tópica de jabón neutro, queratolíticos (peróxido de benzoilo o ácido azelaico), antibióticos (metronidazol), medicación sistémica con antibióticos (metronidazol, eritromicina, tetraciclinas), retinoides (isotretinoína).

Para la corrección morfológica nasal se han empleado diversas técnicas quirúrgicas que remueven el tejido excedente como dermabrasión, cirugía exci-sional con bisturí frío, criocirugía, decorticación con electrocauterio y/o exéresis con láser de CO2.

Independiente del método empleado es importante respetar la anatomía nasal y el epitelio folicular durante la cirugía de rinofima, ya que este último es el punto de partida en el proceso de reepitelización de la herida, que se produce por segunda intención en un período de tiempo entre 2 a 3 semanas.




SOLICITE INFORMACION

Nos pondremos en contacto con usted

Teléfono: 93 434 37 37
WhatsApp: 637 85 28 18
  • Formato correcto: "nombre@algomas.com"