Celulitis: sus grados y tratamiento

Celulitis

La celulitis es un desorden del tejido graso subcutáneo que se acumula en ciertas zonas del cuerpo (abdomen, muslos y glúteos), formando nódulos y hoyuelos que alteran la textura de la piel, dándole un aspecto típico de “piel de naranja”. Entre el 85 y el 98% de las mujeres presentan algún grado de celulitis después de la pubertad, mientras que en los hombres es excepcional, lo que destaca su carácter ginoide. Este desorden puede aparecer tanto en mujeres con exceso de peso como en personas delgadas ya que no guarda relación con trastornos de la alimentación como la obesidad, donde el depósito de grasa es difusocelulitis.

Precedida por factores genéticos y hormonales, el desencadenamiento de la celulitis se atribuye a una alteración microcirculatoria a nivel del tejido adiposo, donde al producirse un drenaje insuficiente, las células grasas contenidas dentro de las “celdas adiposas”, se hinchan, aumentan de tamaño y tiran de las paredes fibrosas laterales lo que da lugar a la aparición de los hoyuelos.

El acúmulo de enzimas en el tejido conduce a la degradación de la elastina y el colágeno, que ejercen como estructuras de soporte de la dermis, por lo que ésta deja de estar firmemente sustentada. La presión sobre el techo provoca deformaciones (hernia lobular). La estructura dérmica deja de ser uniforme para alternar “surcos” con “nódulos”.




 GRADOS DE CELULITIS

Se han establecido cuatro grados de celulitis:

  • Celulitis Grado I: La piel tiene un aspecto liso y uniforme, tanto cuando estás de pie como acostada y al pellizcarla no aparece piel de naranja.
  • Celulitis Grado II: La piel sigue teniendo un aspecto liso y uniforme, pero al pellizcarla o al contraer la musculatura aparece la piel de naranja.
  • Celulitis Grado III: En bipedestación, los nódulos son visibles sin necesidad de pellizcar la piel.
  • Celulitis Grado IV: Nódulos más palpables, visibles y dolorosos, adherencias a niveles dérmicos profundos y obvio aspecto ondulado de la superficie de la piel.

TRATAMIENTO DE LA CELULITIS

La radiofrecuencia es una forma de energía radiante integrada al espectro electromagnético afín a la fotónica, que produce el calentamiento de los tejidos sobre los que se aplica.

Es un flujo de electrones que se produce entre dos polos. Si entre ambos polos se interpone un tejido humano, este ofrecerá resistencia al paso de la corriente, lo que provocará una acumulación de calor en el mismo. En la medida que estos polos estén más próximos, menor será la cantidad de energía requerida, lo que reduce el riesgo, que es el objetivo que ha perseguido el desarrollo tecnológico.

El último de estos avances es la Radiofrecuencia Multipolar, donde el uso de varios polos que alternan funciones de emisor y receptor, permiten alcanzar mayores profundidades del tejido de forma controlada, minimizando la cantidad de energía necesaria, el dolor y el riesgo.

El tratamiento de la celulitis mediante radiofrecuencia permite mejorar el aspecto de la piel y le da una apariencia más uniforme y satinada.

 



Dra. Maribel Martí
Dra. Maribel Martí

“Gracias a la capacidad de estimular la piel y favorecer la retracción cutánea, este tratamiento está también indicado, además de la celulitis,  para casos de flacidez cutánea.”



PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL TRATAMIENTO DE LA CELULITIS CON RADIOFRECUENCIA

 

¿En qué consiste el tratamiento de la celulitis con radiofrecuencia?

faq celulitsEn la zona con celulitis se inicia el tratamiento con una pieza de mano se efectúan movimientos elípticos y circulares siguiendo la dirección del drenaje linfático. El paso de la radiofrecuencia a través de la piel produce un calor progresivo en la zona, así como un hormigueo causado por la electroestimulación. El procedimiento es bien tolerado. Al finalizar la sesión la zona queda ligeramente enrojecida durante un par de horas.

Se puede reanudar inmediatamente la rutina diaria. Se recomienda beber abundantemente después del tratamiento.

¿Se requiere anestesia para el procedimiento de celulitis con radiofrecuencia?

El procedimiento de la celulitis mediante radiofrecuencia es bien tolerado y no precisa anestesia, ya que sólo se experimentará un poco de calor, el cual, como es aplicado mediante movimientos constantes que se desplazan por el área tratada, será poco perceptible para el paciente.

¿Cuántas sesiones hacen falta y cuanto duran?

Cada sesión dura de 30 a 45 minutos según la zona a tratar. El número de sesiones es variable dependiendo del área de celulitis a tratar, y el estado de cada paciente, pero se consideran necesarias entre 4 y 6 en facial (por ejemplo en la papada), y entre 6 y 10 en tratamientos corporales. No obstante es importante considerar la evolución del área tratada.

Los tratamientos se realizan 2 o 3 veces por semana, preferiblemente en el mismo día cada semana.

Para el mantenimiento se recomiendan de 2 a 4 sesiones al año.

¿Cuáles son los resultados del tratamiento de la celulitis con radiofrecuencia?

Desde el primer tratamiento la piel está más firme y elástica. Los resultados dependen de la severidad inicial de celulitis y de la respuesta tisular individual de los tejidos de cada persona.

  • Disminución de celulitis: La radiofrecuencia aumenta la microcirculación de la zona por lo que se reduce el volumen de las células grasas y se incrementa el drenaje de líquidos retenidos.
  • Aumento de la firmeza: La radiofrecuencia promueve la formación de nuevo colágeno tanto en la piel como en el tejido subcutáneo disminuyendo la flacidez.
  • Reducción de volumen: Gracias a la radiofrecuencia mejora la microcirculación y la reducción de grasa.


RECOMENDACIONES PARA DESPUES DEL TRATAMIENTO DE LA CELULITIS MEDIANTE RADIOFRECUENCIIA

La principal recomendación es simple y sencilla: beber abundante agua, preferentemente de 2 a 3 litros de agua al día, lo que favorecerá una buena diuresis y por tanto mejor eliminación renal de los depósitos movilizados. A veces se aconsejará como complemento algún tratamiento homeopático drenante.recomendaciones celulitis

No está contraindicado tomar el sol, siempre que sea con una protección adecuada.

Contraindicaciones:
La radiofrecuencia está contraindicada en casos de embarazo y lactancia, cardiopatías graves, alteraciones de la coagulación, enfermedades del tejido conectivo y neuromusculares, cáncer, implantes de colágeno recientes, pacientes portadores de prótesis metálicas, marcapasos, desfribriladores o cardioversores, o casos de sobrepeso importante.

 

SOLICITE INFORMACION

Nos pondremos en contacto con usted

Teléfono: 93 434 37 37
WhatsApp: 637 85 28 18
  • Formato correcto: "nombre@algomas.com"