Queratosis Actínica

La queratosis actínica es un carcinoma in situ, que aparece en áreas expuestas a la radiación ultravioleta. Solamente afecta a la capa más superficial de la piel pero en algunas ocasiones, puede progresar a un carcinoma invasivo. El principal causante es la exposición crónica a la radiación ultravioleta, bien de forma acumulativa a lo largo de toda la vida, o de forma intermitente pero intensa, en forma de quemaduras solares durante la infancia, adolescencia o edad adulta; lo que explica su aparición en zonas fotoexpuestas o que han sufrido una exposición solar excesiva.
El riesgo de desarrollo de carcinomas escamosos invasivos, no solo existe sobre las lesiones que se ven, sino también en “zonas invisibles” con células dañadas por la continua influencia de la irradiación solar. Lo que tiene importancia, sobre todo a la hora de elegir el tratamiento, ya que el objetivo es evitar la aparición de nuevas lesiones.
El Instituto de Fotomedicina de Centro Médico Teknon dispone de una amplia gama de equipos que le permite seleccionar el láser más apropiado para cada tratamiento de forma eficaz y rápida para evitar que degeneren en cáncer de piel invasivo y evitar la aparición de nuevas lesiones a partir de aquellas no visibles.
Confocal examinar lesion

Tratamientos para la Queratosis Actínica

LÁSER DE CO2

El laser de CO2 envía pulsos breves de luz de alta energía. Esta luz es absorbida por el agua y sustancias en la piel llamadas cromóforos. La luz se convierte en energía térmica (calor). El calor entonces destruye (vaporiza) secciones delgadas de piel, capa por capa. A medida que la zona lesionada sana, crece piel nueva para reemplazar la piel dañada que se eliminó durante el tratamiento con láser. En el caso de las queratosis actínicas, el Laser de CO2, realiza una eliminación mecánica de la capa superior de la piel (dermis superficial). La exfoliación mecánica por láser es muy precisa y causa poco daño a la piel y al tejido circundante. El láser coagula en donde se encontraban previamente las queratosis, por lo que se evita el sangrado de la misma, se minimiza el riesgo de infección, se mejora el resultado cosmético de la operación gracias a una mejor cicatrización .
El procedimiento dura entre 10 y 30 minutos, en función del número de lesiones a tratar. La mayoría de lesiones requieren una única sesión para eliminarse.
En general, no produce dolor ni molestias pero en algunos pacientes puede requerir anestesia tópica.

TRATAMIENTO DEL CAMPO DE CANCERIZACIÓN CON TERAPIA FOTODINÁMICA – PDT

El campo de cancerización es el área alrededor de un tumor cutáneo que ha recibido un daño solar similar, de modo que esta área tiene teóricamente un riesgo muy similar de desarrollar un nuevo cáncer de piel.
La terapia fotodinámica, PDT, es ideal para el tratamiento de zonas extensas de queratosis actínicas y del campo de cancerización. Se basa en la acción combinada de un agente químico sensible a la luz (fotosensibilizante) y de un sistema de luz que actúa como activador. El agente fotosensibilizante (ácido aminolevulínico) por si sólo es inocuo y no produce ningún efecto en los tejidos sanos, ya que es absorbido preferentemente por las epidérmicas dañadas.
Al aplicar la luz, el fotosensibilizante se activa, lo cual conduce destrucción de las células dañadas por la radiación ultravioleta.
Se pueden utilizar distintos sistemas de luz para activar la solución fotosensibilizante. Dependiendo del tipo de piel, tipo de lesión y localización de la misma se requerirá una longitud de onda u otra.
El tratamiento del campo de cancerización consta de dos fases: La primera de aplicación e incubación del producto fotosensibilizante ALA, que es de 3 horas. La segunda fase dura 9 minutos; es la de exposición a la luz roja.
Finalmente se realiza una cura y se aplica un apósito compresivo. En total 3’30h aproximadamente.
En general, produce un poco de dolor, sensación de picor y dolor, por lo que se acostumbra a dar un analgésico una hora antes del inicio del procedimiento.
Dependiendo de la severidad del caso son necesarias de 2 a 4 sesiones.

Preguntas Frecuentes sobre la Queratosis Actínica

¿Qué es la queratosis actínica?

La queratosis actínica es una enfermedad de la piel causada por la exposición al sol a largo plazo. La piel lesionada muestra manchas pequeñas, rojas, ásperas, escamosas y planas, que progresivamente se cubren de unas escamas adherentes, que si se desprenden dejan una zona erosiva superficial. Normalmente son múltiples y se acompañan de otros signos de daño solar crónico (manchas, arrugas o telangiectasias).

¿Cuáles son los síntomas de las queratosis actínicas?

Los síntomas que pueden asociarse con las queratosis actínicas son la picazón, ardor, piel roja e irritada, hemorragia y dolor .Suelen tener una textura áspera, variar de tamaño ( de 1 mm a 3mm o más) y pueden ser numerosas.

¿Dónde se localizan las lesiones de queratosis actínicas?

Se localizan con mayor frecuencia en áreas de piel expuesta al sol, especialmente en la cara (nariz, frente, mejillas y pabellones auriculares), cuello, “V” del escote, dorso de las manos, los antebrazos y el cuero cabelludo de los pacientes con calvicie y piernas de las mujeres.

¿A quienes afectan las queratosis actínicas?

La mayoría de las veces se produce en personas de piel blanca, cabello y ojos claros, que pasan mucho tiempo al sol sin la protección adecuada. comienza aproximadamente a los 40 o 50 años de edad y se torna más común con la edad avanzada.

¿Las queratosis actínicas son lesiones malignas?

Durante muchos años la queratosis actínica se consideraba una lesión premaligna (con posibilidad de evolución a malignidad). Posteriormente, se la definió como una neoplasia o cáncer superficial, con riesgo de transformación a carcinoma escamoso invasivo de la piel. Se estima que la capacidad de desarrollo, crecimiento y de evolución de estas lesiones a carcinoma escamoso invasivo puede ser del 5 al 20%, siendo por lo tanto necesario su tratamiento.

¿Es necesario tratar las queratosis actínicas?

Las queratosis actínicas o solares se consideran actualmente carcinomas “in situ”, lo que significa que las células cancerosas se encuentran solamente en la capa más superficial de la piel. Estas lesiones, pueden persistir como tal, o bien evolucionar a carcinoma invasivo, por lo cual es mandatario su tratamiento.

¿Qué es un campo de cancerización?

Recientemente, se ha considerado el concepto de campo de cancerización, para referirse a las lesiones que no se ven y a las células con alteración de su ADN en áreas de piel con daño solar. Esto significa que el riesgo de desarrollo de carcinomas escamosos invasivos, no solo existe sobre las queratosis actínicas que se ven, sino también en zonas con células dañadas por la continua influencia de la irradiación solar.

¿Cuáles son las causas de la aparición de las queratosis actínicas?

Son lesiones producidas principalmente por los rayos ultravioletas del sol o por fuentes artificiales de ultravioletas (cabinas de bronceado), también por los rayos X y por los radioisótopos.

¿Existen factores de riesgo para padecer queratosis actínicas?

Existen factores de riesgo para desarrollar queratosis actínicas. Los pacientes sometidos a trasplantes de órganos, síndromes genéticos, caracterizados por alteraciones en los mecanismos de reparación del ADN, y ciertos tóxicos o fármacos, como la hidroxiurea y el arsénico.

¿Cómo puedo prevenir la aparición de queratosis actínicas?

La manera de prevenir la aparición de queratosis actínicas es la no exposición solar y en caso de hacerlo utilizar la protección adecuada:

boolean fotomedicina Limite su exposición al sol, especialmente entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m., las horas pico de exposición ultravioleta (UV)

boolean fotomedicina Use ropa de protección, incluidos un sombrero de ala ancha, camisa de manga larga y pantalones.

boolean fotomedicina Use gafas de sol que bloqueen los rayos UV.

boolean fotomedicina Use un protector solar que bloquee los rayos ultravioleta (tanto los UVA como los UVB) y que tenga un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de al menos 50.

boolean fotomedicina Evite las cabinas solares y las lámparas solares, que emiten radiación UV y pueden causar daños en la piel y aumentar el riesgo de queratosis actínicas y cáncer de piel.

¿Qué tipos de tratamiento puedo realizar?

El tratamiento puede dirigirse a las lesiones únicas o lesiones múltiples, en monoterapia o combinados entre si. Entre los tratamientos que se realizan, se encuentra la crioterapia con nitrógeno líquido y tratamientos tópicos, láser CO2 y terapia fotodinámica. La crioterapia con nitrógeno liquido y los tratamientos tópicos producen irritación extensa de la zona con presencia de ampollas , picor ardor y suelen dejar cicatrices. Las queratosis actínicas pueden tratarse con el láser de CO2, que realizará una exfoliación de la superficie para retirar este tumor de forma sencilla, rápida y segura. Otra forma de tratamiento es la Terapia Fotodinámica, que permite tratar toda el área de cancerización.

Recomendaciones para Despues del Tratamiento de la Queratosis Actinica

1ª Semana:

Atención Post Tratamiento

NO debe practicar deportes, ni exponerse al calor, ni al sol, ni a rayos UVA
El día del tratamiento y los dos días subsiguientes no lleve prendas ajustadas que con el roce puedan irritar las zonas tratadas.
Evite tanto como pueda salir al exterior y la exposición directa al sol en las 36/48 horas posteriores a la terapia fotodinámica. No use sombreros estrechos o cintas de pelo ajustadas en la frente. Durante los 8 días después del tratamiento no utilice ningún cosmético o crema que tenga ingredientes activos como glicólico, retinoico, etc.
La zona que hemos tratado estará sensible los 2-3 primeros días tras la sesión de PDT y enrojecida o inflamada. Puede experimentar sensación de picor, calor o una ligera tirantez. Estas manifestaciones son comunes durante los 2 a 4 días después del tratamiento. Puede producirse una descamación, lo más probable es que sea localizada. Diferentes áreas de la cara pueden evolucionar de forma distinta en tiempo e intensidad.

boolean fotomedicina El día del tratamiento y los dos días subsiguientes no lleve prendas ajustadas que con el roce puedan irritar las zonas tratadas.

boolean fotomedicina No nadar ni realizar ejercicio extenuante hasta 72 horas después del láser.

boolean fotomedicina Evitar deportes de contacto o sudor excesivo mientras la herida esté enrojecida o púrpura.

boolean fotomedicina No friccionar el área tratada con la toalla. Secar con cuidado.

PARA CALMAR LA PIEL: Prepare una infusión de manzanilla bien concentrada y enfríela. Aplique sobre la piel mediante discos de desmaquillar y déjela actuar unos minutos. Puede repetir tantas veces como sea necesario.

Cuidado De La Piel Después Del Tratamiento

boolean fotomedicina Lavar la zona tratada 2 veces al día con limpiadores, no con jabones. Secar sin restregar.

boolean fotomedicina No friccionar el área tratada con la toalla. Secar con cuidado, sin restregar.

boolean fotomedicina Aplicar la crema que su médico le ha indicado .

boolean fotomedicina Si aparecen costras, no arrancar.

boolean fotomedicina Evite la exposición solar o de rayos UVA hasta que el área tratada se haya curado. Aplique factor de protección 50, quince minutos antes de salir al exterior. Repetirlo cada 2 horas si la exposición es prolongada.

    1a visita informativaTratamientoVisita de revisión

    (*) Campos necesarios

    Consulta nuestras Medidas Sanitarias

    Logo COVID sidebar

    Esta web esta protegida con reCAPTCHA de Google con su Política de Privacidad y Términos de sSrvicio.

    Solicita tu Visita

      1a visita informativaTratamientoVisita de revisión

      (*) Campos necesarios

      Consulta nuestras Medidas Sanitarias

      Logo COVID sidebar

      Esta web esta protegida con reCAPTCHA de Google con su Política de Privacidad y Términos de sSrvicio.