CIRUGÍA TORÁCICA

El Láser en Cirugía Torácica

El láser es una herramienta de gran utilidad en la cirugía torácica, ya que es mínimamente invasiva al vaporizar el tejido tumoral que obstruye el bronquio, sin provocar sangrado ni desprendimiento de trozos de tejido que, a su vez, pudieran tapar otro segmento del árbol bronquial.

Otra aplicación del láser es la extirpación de nódulos de carácter benigno o maligno, que afecten al tejido pulmonar. Este tejido es frágil como una gasa, y las herramientas convencionales causarían un daño irreparable. El láser permite respetar el tejido sano y extirpar el nódulo pulmonar.

Además, estas técnicas quirúrgicas de alta precisión permiten tratar pacientes con hiperhidrosis, que es la sudoración excesiva e incontrolable que afecta a las palmas de las manos y a las axilas, con excelentes resultados y un postoperatorio de menor duración.

 

Cirugía torácica - pulmones

Pulmones


RESECCIÓN DE NÓDULOS PULMONARES

A menudo, un nódulo pulmonar puede acabar siendo un cáncer de pulmón, si bien en algunos casos, la causa es benigna. En todo caso, esté ya diagnosticado o no un nódulo pulmonar, éste necesita ser extirpado para evitar problemas derivados de su crecimiento o su posible malignización.

Recientemente se han desarrollado lásers con capacidad de seccionar tejidos viscerales (pulmón, hígado, riñón, etc.), con una mínima hemorragia, y lo que es más importante en el caso de los pulmones, sin pérdida de aire después de la resección. La asociación de selladores especiales, asegura el éxito de la intervención, de manera que permite altas en poco tiempo después de la intervención.

Es la técnica quirúrgica con la cual se pierde menos pulmón sano al extirpar una lesión nodular localizada, tanto para tratar metástasis pulmonares de otros tumores, como tumores primarios de pulmón, en pacientes con previa alteración de su función pulmonar.

Las lesiones pleurales y algunas de las situadas en el mediastino (espacio entre un pulmón y el otro), también se benefician de la técnica láser.



BRONCOSCOPIA CON LÁSER

Tanto de origen benigno como maligno, una obstrucción del paso del aire por las vías aéreas, comporta dificultad respiratoria progresiva, de manera que es posible llegar a la asfixia. Desde la introducción del láser en la medicina, se ha producido una auténtica revolución en el campo de la endoscopia, con espectaculares resultados.
A menudo se debe asociar la desobstrucción con láser, con la colocación de prótesis, para evitar se se vuelvan a cerrar las vías respiratorias por compresión de ganglios más grandes o tumores, que comprimen desde fuera estos órganos tubulares.



SIMPATECTOMÍA PARA EL TRATAMIENTO DE HIPERHIDROSIS

El exceso de sudor en una o más regiones corporales (manos, axilas, cara, etc.), también conocido como hiperhidrosis, es padecido por un 1% de la población. Afecta al individuo en sus relaciones, tanto laborales como personales y a su autoestima. Es ciertamente una afección incómoda.

La solución definitiva, tanto de la hipehidrosis como del enrojecimiento facial, pasa por la eliminación de la inervación simpática (una de las vías del sistema nervioso vegetativo o autónomo).

La simpatectomía, bajo anestesia general de corta duración mediante simpaticolisis con láser a través de videotoracoscopia, es una cirugía mínimamente invasiva que requiere una sola incisión por debajo de la axila junto con visión óptica endoscópica y el uso del láser como herramienta quirúrgica -con el beneficio que suponen su precisión, exactitud y seguridad- y con la ventaja de menores efectos colaterales. Habitualmente no hace falta dejar drenajes y los pacientes están ingresados sólo una horas, para el control postquirúrgico adecuado.



FOTOTERAPIA DINÁMICA PARA TUMORES DE VÍAS AÉREAS, PULMÓN O PLEURA

La inyección previa de una substancia fotosensibilizante hace que, cuando se ilumina el tejido enfermo con el láser adecuado a las características de esta substancia, se consiga la muerte celular selectiva de aquellos tejidos patológicos, sin prácticamente dañar las partes no enfermas.

Esta técnica es conocida coloquialmente como láser inteligente, ya que no se elimina por simple iluminación, sino de manera selectiva con los tejidos híper metabólicos con enfermedad activa.

En el Instituto de Fotomedicina estamos acreditados, a través de nuestros médicos colaboradores, para la aplicación de esta técnica, que requiere una logística ciertamente peculiar, ya que mientras el paciente está fotosensibilizado, no puede recibir luz solar sobre su piel, ni tampoco verla sin las gafas adecuadas.


SOLICITE INFORMACION

Nos pondremos en contacto con usted

Teléfono: 93 434 37 37
WhatsApp: 637 85 28 18
  • Formato correcto: "nombre@algomas.com"