La caída del cabello

Ciclo vital del pelo

¿Qué es la calvicie?

 

Es un proceso natural (no es una enfermedad), que generalmente se inicia entre los 20 y 25 años tanto en hombres como en mujeres.

El equilibrio entre crecimiento y caída del pelo se rompe y cae más pelo del que crece; en este momento se inicia la calvicie incipiente.

El cuero cabelludo va quedando lentamente más despoblado principalmente en las entradas, parte superior y/o coronilla. A lo largo de los años la calvicie puede progresar lentamente o rápidamente.

Se considera calvicie intermedia cuando esta la cabeza muy despoblada y calvicie completa cuando no quedan o casi no existen pelos en las partes frontal superior y en la coronilla.

Por regla general, salvo enfermedad, siempre permanecen bien pobladas las zonas de la nuca y de los parietales (por encima de las orejas).

 

Estadíos de la Calvicie

¿Por qué se produce la calvicie?

El proceso de mayor o menor calvicie se produce por herencia genética. Por la misma razón, que heredamos ser altos o bajos, gordos o delgados o tenemos la nariz o el color de los ojos igual que nuestros padres, heredamos la calvicie. De todas formas esta regla no es del todo exacta y muchos hijos de padres calvos no heredan esta característica familiar.

La caída del pelo aumenta en primavera y en otoño, y disminuye en invierno y en verano. También en temporadas de estrés (servicio militar, parto, problemas familiares, personales o laborales) aumenta la caída del cabello y asimismo el exceso de alcohol, fumar mucho, dormir poco o mal y la alimentación desordenada acelera la caída del cabello y el proceso de calvicie.

La calvicie sigue paralela con el proceso de envejecimiento natural y por la influencia de unas hormonas naturales masculinas llamadas andrógenos (dihidrotestosterona).

 

Tipos de Injertos

Los Microinjertos son injertos muy finos, en los que sólo hay 1 ó 2 pelos, que son colocados con microincisiones a lo largo de todas las zonas más visibles, es decir zonas frontal, lateral y posteriores de la cabeza. Reproducen visualmente el aspecto difuso y uniforme de la línea natural del cabello humano.

Los Miniinjertos contienen 3 ó 4 folículos pilosos y se injertan en la zona más central de la cabeza para conferir mayor densidad, mezclándolos con otros microinjertos con el fin de que queden totalmente disimulados.

El cirujano tiene gran cuidado en colocar cada pequeño injerto en un ángulo tal que, el conjunto completo crezca en la dirección natural y adecuada, permitiéndole peinarlo en cualquier forma que desee.

Objetivos

Tras la reproducción de una línea de cabello suave y natural, el objetivo más importante de la mayoría de las personas sometidas al Trasplante de Cabello es regenerar la abundancia y la densidad que proporcionarán una cobertura a las zonas calvas.

Dependiendo de la magnitud de la caída del cabello, el cirujano puede hacer sesiones adicionales de Trasplante de Cabello para unificar y rellenar adecuadamente, hasta lograr una mayor densidad y un aspecto más abundante.

 

Porcentaje de Exito

El porcentaje de éxito de una intervención de Trasplante de Cabello (cuando ha sido realizada por un equipo de cirujanos especializados) está cercana al 100% de supervivencia del injerto.

 

El trasplante de pelo de cuero cabelludo.

 Gracias a la investigación y al descubrimiento de nuevas técnicas, el Trasplante de Cabello ha evolucionado para ser un procedimiento quirúrgico que, aún siendo muy sofisticado, es simple y puede ser realizado con seguridad y éxito en instalaciones médicas de tipo ambulatorio.

Cada pelo de la cabeza crece en un ángulo determinado, en una dirección concreta, creando un modelo de cabello exclusivamente personal.

Se distribuye el cabello trasplantado sobre las zonas calvas determinando la dirección del pelo con el fin de que crezca de forma natural. Con el paso del tiempo se producen cambios sutiles, pero perceptibles, en la forma del rostro, por lo que al crear una línea de cabello, se diseña de forma natural y que siga siendo atractiva con el paso de los años.

 

Reproducción de una línea de pelo suave y natural mediante Microinjertos

La creación de una línea de pelo natural que pueda rivalizar con la línea de pelo original, es una de las mayores preocupaciones que se toman en consideración en el Trasplante de Cabello. Este es el aspecto más difícil y el más exigente artísticamente, al que se enfrenta el médico en el Trasplante de Cabello.

Esto se debe a que la línea frontal del pelo no es en absoluto una línea, sino más bien una zona de pelo de unos 5 milímetros de anchura que contiene gran cantidad de finos pelos que se fusionan suavemente con la frente. El resultado no es una línea brusca, sino una casi imperceptible zona de transición, de la piel desnuda, al grueso pelo del cuero cabelludo.

Para reproducir esta línea natural de cabellos se requiere, no sólo un gran conocimiento y una gran experiencia en cirugía, sino también sentido artístico y la utilización de técnicas avanzadas.

 

¿Puede cualquier hombre beneficiarse de los trasplantes de cabello?

La mayoría son candidatos apropiados para un Trasplante de Cabello, sin embargo, en ciertos casos, dependiendo el grado de calvicie, no lo son.o.

 

¿Cómo se lleva a cabo el Trasplante?

Tras las preparaciones rutinarias y la anestesia local de las zonas donante y receptora, le serán trasplantados injertos de su propio pelo, del codificado genéticamente para vivir toda la vida, en las zonas escasas o calvas.

Estos injertos son extraídos de la parte posterior de su cabeza (zona donante) y colocados cuidadosamente en las zonas escasas o calvas (zona receptora) con un diseño que imita el ángulo, la dirección y el modelo de su cabellera original.

 

Cierre de las zonas donantes.

Las zonas donantes se encuentran en la parte más inferior de la parte posterior y de los laterales de la cabeza, y virtualmente en todos los casos cicatriza rápidamente, todo lo que queda es una débil línea única, que queda rápidamente oculta por el cabello circundante. Durante el período intermedio de cicatrización, el cabello situado por encima de las zonas donantes puede fácilmente peinarse de forma que las cubra para camuflar esta zona. Por ello recomendamos mantener el pelo de esta zona con una longitud mínima de 1-1,5 cm, para que tras la intervención, la sutura quede completamente tapada y no sea visible.

Este método de cierre de la zona donante no sólo es beneficioso estéticamente, sino que también permite el máximo aprovechamiento de ellas.

 

¿Cómo se deben tratar las zonas trasplantadas?

Durante los primeros 15 días deberá seguir las instrucciones que le darán para el cuidado de la zona trasplantada.

Tres meses después el pelo iniciará el crecimiento a través de la piel del cuero cabelludo a una velocidad de dos milímetros por semana, aproximadamente un centímetro cada mes. Meses después, alcanza la longitud adecuada para ser peinado.

El pelo debe lavarse normalmente a diario si se emplea jabón líquido suave y dos o tres veces por semana con champú graso o seco según el cuero cabelludo.

 

¿Se limitan las actividades?

Se recomienda reposo absoluto el primer día postoperatorio y un reposo relativo los siguientes dos días, con el fin de evitar la inflamación de la zona (fundamentalmente del área frontal y párpados).

Se le citará entre los 12-14 días después de la intervención para retirar los puntos de sutura. Posteriormente, se acordarán los controles en la consulta para seguir la evolución..