El Envejecimiento se puede medir

Los avances tecnológicos en bioingeniería han permitido el desarrollo de métodos no invasivos y muy precisos con los que es posible efectuar el análisis objetivo y cuantificable de la piel. Esta tecnología nos permite, por una parte, estudiar el relieve de la piel en tres dimensiones, midiendo el ancho y profundidad de surcos, arrugas y su grado de evolución. Por otra parte, trazar un mapa de nuestra pigmentación, distinguiendo entre la roja de origen vascular, la oscura causada por la melanina y el daño solar. También gracias al fotodiagnóstico podemos localizar manchas o lesiones precancerosas cuando todavía no son visibles. En definitiva, nos permite establecer un diagnóstico más preciso, diseñar el tratamiento adecuado a cada paciente y valorar objetivamente el resultado.

El departamento de bioingeniería cutánea del Instituto de Fotomedicina cuenta con la tecnología que permite medir la piel en sus diferentes expresiones y dimensiones así como con un equipo profesional altamente calificado.

Este departamento participa en estudios y ensayos clínicos de la industria de aparatología láser y de estética al igual que en sector dermocosmético, tanto en el desarrollo de principios activos o de cosméticos.

    1a visita informativaTratamientoVisita de revisión

    (*) Campos necesarios

    Consulta nuestras Medidas Sanitarias

    Logo COVID sidebar

    Esta web esta protegida con reCAPTCHA de Google con su Política de Privacidad y Términos de sSrvicio.

    Solicita tu Visita

      1a visita informativaTratamientoVisita de revisión

      (*) Campos necesarios

      Consulta nuestras Medidas Sanitarias

      Logo COVID sidebar

      Esta web esta protegida con reCAPTCHA de Google con su Política de Privacidad y Términos de sSrvicio.